14 junio, 2021

El empresario Antonio Salaverría presenta solicitud para embargar al banco Davivienda

La mañana de este martes el empresario Antonio Salaverría presentó  la solicitud para embargar al banco Davivienda por  $49 millones 300 mil.

“Pido la solicitud de embargo después de 10 años que hemos sido respetuosos  y hemos creído en el sistema”, dijo el empresario luego de presentar la solicitud de embargo en el Centro Judicial Integrado de Derecho Privado y Social.

Luego explicó que, incluso, había esperado más del tiempo que establece la ley para que el banco hiciera el pago. “Hoy venimos a presentar los escritos para que se nombre el ejecutor de embargos y continuar cobros forzosos que es el derecho que tenemos”.

El 16 de junio la Sala de lo Civil condenó al banco a pagar a Salaverría 49 millones 314 mil 303 dólares por los daños que le provocó después de embargarle, sin aparentemente tener asideros legales suficientes, su ingenio que funcionaba en Concepción de Ataco, Ahuachapán.

El caso comenzó en julio de 2007 cuando Davivienda violó, por su cuenta, un contrato de préstamo que la Sociedad Salaverría firmó con los bancos Cuscatlán, Hipotecario y Davivienda por un capital de trabajo de 3 millones de dólares.

En octubre de 2009 el afectado presentó tres demandas contra Davivienda alegando incumplimiento de contrato, malas e insanas prácticas bancarias y daños económicos y morales.

Las tres demandas sumaban daños y perjuicios por 91 millones de dólares y las admitió el Juzgado Primero de lo Mercantil de San Salvador.

En ese momento el ingenio de Salaverría era uno de los más grandes del país y de Centroamérica y en él trabajaban unos 13 mil trabajadores.

El 20 de junio Salaverría presentó en la Sala de lo Constitucional una solicitud de ejecutoria, es decir, un recurso para evitar que Davivienda se sustraiga de su responsabilidad de cumplir la condena de la Sala de lo Civil.

El 26 de julio la Sala de lo Civil  reiteró que el banco debe pagar el dinero. Esa reiteración fue una respuesta a los abogados de la transnacional que alegaron que no entendían algunos puntos de la sentencia por considerarlos “oscuros”.

A mediados del pasado mes de septiembre la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró firme y ordenó la ejecución de la sentencia en la que condenó al banco Davivienda a pagar 49 millones 314 mil 303 dólares al empresario Antonio Salaverría.

La orden de ejecutoria la emitieron los magistrados de la Sala de lo Civil como respuesta a un escrito que presentaron Mario Enrique Sáenz, Luis Gerardo Hernández y Óscar René Alas, abogados del banco, para pedirle que suspenda la sentencia.

Los abogados alegaron estar esperando la resolución a la demanda de amparo, con referencia 331-2009, que presentaron a la Sala de lo Constitucional.

Según explicó  Salaverría a Diario 1, el amparo ni siquiera ha sido admitido. “Son artimañas para dilatar”, comentó.

Este martes inició el proceso de embargo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: