18 septiembre, 2020

Despedirán a más de 500 trabajadores de los medios de comunicación públicos de Ecuador

Quedarán quienes pueden realizar varias tareas al mismo tiempo», dijo el gerente de la empresa estatal, Édison Toro, al señalar que solo permanecerán 109 personas.
Un total de 509 trabajadores de los medios públicos de Ecuador, que está integrado por el diario El Telégrado, Ecuador TV y la radio Pública FM, serán despedidos a partir de esta semana.

El gerente de Medios Públicos EP, Édison Toro, informó solo se quedarán con 109 personas, de las 618 que conformaban esta empresa estatal.

Tras anunciar los despidos, la compañía pública difundió un comunicado en el que señala que harán una transformación de estos medios, en pro de la «transición hacia un nuevo modelo de comunicación para los ecuatorianos».

En su declaración a la prensa, Toro precisó que la empresa estatal tendrá «una plataforma moderna digital que seguirá llamándose El Telégrafo, mientras que Ecuador TV y Pública FM no apagarán su señal ni cambiarán a digital, pero sí formarán parte de esta transformación digital, es decir, un esquema de convergencia para todos los medios».

Señaló que en esta nueva etapa «quedarán quienes pueden realizar varias tareas al mismo tiempo y se adapten a la convergencia».

Medios Públicos EP es una de las ocho empresas públicas, que incluyen además a Correos y Ferrocarriles del Ecuador, así como la aerolínea TAME, que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó liquidar en mayo pasado, con el propósito de reducir el gasto fiscal y ahorrar 250 millones de dólares anuales.

Reacciones en las redes
En las redes sociales han reaccionado a esta decisión del Gobierno, que se da en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

«Triste día para el periodismo ecuatoriano», opinó Santiago Zambrano y se une al lamento de Mario Naranjo, quien señala que con esta medida son «500 familias que pasan a la incertidumbre de conseguir el pan de cada día en este Ecuador desmantelado».

Fabricio Vela, por su parte, catalogó este día como de «mucho dolor y consternación»; mientras que Omar Jaén Lynch señaló que «fue un proyecto con muchos errores, pero que es fundamental para un Estado»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: