29 noviembre, 2021

Continúa la exhumación de víctimas de la masacre del Río Sumpul en Concepción Quezaltepeque, Chalatenango

Autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) y el Instituto de Medicina Legal (IML) continúan las excavaciones en el Cantón Llano Grande, del municipio de Concepción Quezaltepeque, en el Departamento de Chalatenango, en donde yacen seis personas asesinadas por la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) durante la Masacre del Río Sumpul, ocurrida el 13 y 14 de mayo del 1980.

En dicho crimen, considerado de lesa humanidad, se ejecutaron a más de 600 salvadoreños civiles, entre ellos mujeres, niños y ancianos.

La diligencia fue ordenada por el Juzgado de Paz de Concepción Quezaltepeque y participan la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), la Policía Nacional Civil (PNC), representantes de la Asociación Sumpul (sobrevivientes y familiares de víctimas).

Alejandro Lenin, representante de Tutela Legal, explicó que la ubicación de las fosas es una segunda etapa de las exhumaciones ordenadas por el tribunal y se sumarán a la acusación que están llevando a cabo; donde están implicados los siguientes militares: José Guillermo García, exministro de Defensa y Seguridad pública (también enfrenta una acusación por la Masacre de El Mozote); coronel Nicolás Carrazas, subsecretario de Defensa y Seguridad Publica; y al teniente coronel Francisco Adolfo Castillo.

La Masacre tuvo lugar en el mes de mayo de 1980, tras el estallido de la Guerra Civil en el país. Constan en el proceso penal, que el crimen fue perpetrado por efectivos de la Fuerza Armada (FAES), la Guardia Nacional y paramilitares de la Organización Nacional Democrática (ORDEN).

Búsquedas y exhumación

En este 2021 iniciaron trabajos de exhumación y las búsquedas de osamentas comenzaron el pasado mes de febrero, donde colaboraron víctimas que sobrevivieron ante el hecho.

En esa primera búsqueda se encontraron restos en un pozo de una zona conocido como El Plan de Las Aradas, donde fueron masacradas algunas de las víctimas; las osamentas se enviaron al Instituto de Medicina Legal (IML).

En abril se hizo una segunda búsqueda, pero no tuvieron resultado; la tercera se hizo en mayo y este mes pasaron a la exhumación de restos localizados en el cantón Llano Grande. 

Para identificar a las víctimas, el Juzgado autorizó la toma de pruebas de ADN a familiares.

Casos estancados

El caso inició en 1992 tras los Acuerdos de Paz; sin embargo, la Ley de Amnistía de 1993 canceló los procesos.

Se retomaron diligencias luego que la normativa se declarara inconstitucional en 2016.

La Fiscalía confirmó en octubre de 2020 que posee 26 casos judicializados por crímenes del Conflicto Armado, según declararon en una audiencia oral y de seguimiento por la Sala de lo Constitucional para evaluar el cumplimiento de la sentencia que declaró inconstitucional la Ley de Amnistía.

De acuerdo con referida sentencia, se obligaba al Ministerio Público a investigar los hechos cometidos en la Guerra Civil, de los cuales basados en el Informe de la Comisión de la Verdad, así como denuncias de la época, son cerca de 206 procesos, donde solo 26 han pasado a sede judicial y el resto continúa en investigación.

Dentro de estos se encuentra la Masacre del Río Sumpul, la Masacre de El Mozote, el asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y de los Jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

La representación fiscal señaló que a pesar que existan expedientes abiertos, uno de los aspectos que impiden avanzar en las investigaciones es la información de la Fuerza Armada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: