17 octubre, 2021

Celebran danza con espectáculo sin precedentes 

Desde 1982, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró el 29 de abril como el Día Internacional de la Danza.

El Ballet Nacional de El Salvador, la Compañía Nacional de Danza (CND) y el Ballet Folklórico Nacional, con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES), compartieron escenario este 29 de abril, en el Teatro Presidente, para celebrar la “Gala para el Día Internacional de la Danza 2021”.

El evento estuvo presidido por la viceministra de Cultura, Mariemm Pleitez, junto al director nacional de Artes, Salvador Vásquez, y contó con la participación especial de la primera dama de la República, Gabriela de Bukele, y su pequeña Layla, que asistieron para felicitar a los bailarines y bailarinas profesionales, a quienes entregaron un ramo de flores, en señal de reconocimiento.

El espectáculo, que integró a más de 50 artistas, destacó a los hombres y mujeres que dedican sus vidas a la danza clásica, contemporánea y folclórica.

“Cómo Ministerio de Cultura y bajo el liderazgo de la primera dama, Gabriela de Bukele, estamos comprometidas con brindar los espacios, las condiciones y el realce que merecen nuestros elencos nacionales para garantizar espectáculos de primer nivel”, expresó la viceministra de Cultura.

Durante el evento, el Ministerio de Cultura entregó, a través de la Dirección Nacional de Artes, diplomas de honor a talentos institucionales, bailarines y bailarinas que ostentan una larga e importante trayectoria.

Entre los homenajeados están Marcial Isidro Gudiel, Francisco Eduardo Castillo, Xucit Cuestas, Xenia Vaquerano, Carlos Alberto Mena Leiva, Ruth Martínez Bloembergen, Tania Madrigal, Rumen Ivanov Rashev, Mayra Villacorta y Yasmin Hernández.

La música del compositor Antonio Vivaldi dio por iniciada la gala, bajo la dirección del maestro Martín Corleto, quien preside la OSES. El programa presentó al Ballet Nacional de El Salvador con una pieza coreográfica inédita del maestro Óscar Moreno.

Posteriormente, el movimiento dancístico y la demostración de fuerza en cada cargada de la CND conquistaron al público en la pieza “Líquido”, una coreografía creada por la maestra Yasmin Hernández, inspirada en el brillante septeto de Beethoven.

Los bailarines, a través del lenguaje corporal, simularon los instrumentos de los que nace la música. 

Para culminar la velada, el Ballet Folklórico Nacional realizó el lanzamiento mundial de la coreografía creada para el vals “Bajo el almendro”, una composición del santaneco David Granadino, completando su participación con “El carbonero” y “El xuc”, tres piezas salvadoreñas.

“Me voy sumamente conmovida de ver el talento de nuestros hermanos salvadoreños, de verdad que nunca vi baile y orquesta en vivo, fue muy bonito. Felicidades”, manifestó Ana Guadalupe García, quien fue parte del público.

El espectáculo, que integró danza clásica, contemporánea y folclórico, contó con la Orquesta Sinfónica como hilo conductor, así como con un numeroso equipo técnico de productores artísticos, técnicos del Teatro Nacional de San Salvador y Presidente, y el equipo administrativo de la Dirección Nacional de Artes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: