25 septiembre, 2021

Autoridades de Zaragoza ven con negligencia accionar delictivo de grupos pandilleril

Las autoridades que tienen como responsabilidad la seguridad del municipio de Zaragoza, en La Libertad, ven con negligencia el accionar delictivo de los grupos pandilleril, permitiéndoles seguir sembrando temor en los habitantes de diferentes zonas de dicho municipio, que ellos controlan, según denuncias de habitantes.

Tal parece que las constantes denuncias interpuestas han sido omitidas en la Sub-delegación que se encuentra en la zona, y no realizan ningún tipo de persecución o actuación por parte de los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), para combatir el crimen.

Los delincuentes ya iniciaron el cobro de la extorsión mensual, flagelando a decenas de familias comerciantes, incluyendo a los conductores de pick-up que se dedican a vender verduras, así como, camiones repartidores y conductores del transporte colectivo de pasajeros.

Este mes, la extorsión aumentó al 100% más por parte de las pandillas, a $140 mensuales, lo que les puede ocasionar el cierre de los comercios.

A través de “El Universal SV”, se ha denunciado constantemente la criminalidad que cometen las pandillas en Zaragoza, y tal parece que la PNC y el alcalde Cesar Godoy, no tienen ningún plan de seguridad, que genere confianza, ya que los delitos continúan sin tregua.

“Cada último de cada mes, nos sentimos preocupados, con temor de que nos vengan los pandilleros a cobrar la renta, nosotros ya interpusimos denuncias y nunca hacen nada, el famoso Plan Control Territorial, no ha llegado al municipio”, expresó una comerciante de la zona.

Para muchos comerciantes y habitantes, la preocupación más grande es que las autoridades no toman cartas en el asunto, “a veces hasta pensamos que tienen algún trato con los de la alcaldía o con el alcalde Godoy, que quizás el los protege, y han involucrado hasta a la PNC”, añadió la comerciante.

Unas de las colonias más asechadas por las pandillas son el Zaite 1 y 2, y Brisas de Zaragoza. Los habitantes piden que se tomen acciones sobre dicho tema, y se aplique un verdadero “Plan Control Territorial”. En la zona del Zaite 1 y 2, las pandillas no permiten el ingreso de las unidades de transporte.

“Ya estamos aburridos de las constantes amenazas y denuncias, y no alcanzamos a recolectar el dinero que nos piden, nos van a matar”, dijo un vendedor de la zona.

Por su parte, el sector transporte de pasajeros, se encuentra en zozobra, sobre el accionar de las autoridades para combatir los hechos criminales, y erradicar el cobro de la extorsión a los conductores de buses y microbuses, ya que, si esto continua corre riesgo que de un momento a otro, los trabajadores del municipio, se sientan afectados.

“Nosotros si tenemos temor, que por culpa de los pandilleros, y del gobierno por no tomar cartas en el asunto contra los bichos, nos dejen sin transporte, ¿cómo vamos a movilizarnos?, gastaremos más en pasajes y afectara nuestros bolsillos”, comento un habitante de la zona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: