El Viceministro de Agricultura y Ganadería, Óscar Guardado; el Presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar; junto a técnicos del Ministerio de Hacienda y de la Fiscalía General de la República, verificaron los precios de granos básicos en el mercado municipal de San Vicente, con el fin de proteger el bolsillo de los salvadoreños.

«Estamos corroborando que haya abastecimiento de cada uno de los productos de la canasta básica e identificar diferenciación de precios, los cuales hemos encontrado. Hago un llamado a los comerciantes del país a respetar los precios, porque ante cualquier anomalía pueden ser denunciados y pueden ser objeto de un proceso sancionatorio», añadió el funcionario.

Asimismo, aseguró que los funcionarios están en territorio por mandato del Presidente Nayib Bukele, con el propósito de proteger a las familias salvadoreñas, lo que incluye sus economías.

«Somos un Gobierno responsable que nos debemos a ustedes. Como Ministro de Agricultura y Ganadería estamos vigilantes y acompañando a los productores con asistencia e insumos. Recientemente terminamos la entrega de paquetes de frijol, por lo que vamos a tener una gran cosecha para abastecer los mercados y abaratar los precios», añadió el Viceministro.

Imagen

Por su parte, el presidente de la Defensoría señaló que en los últimos días se observó un aumento en el precio del frijol y el desplazamiento busca corregir esa situación.

«Esta es una zona de producción de frijol y la nueva cosecha está por salir. Estamos solicitando documentación del inventario, de compras y ventas para descartar cualquier práctica abusiva. Encontramos precios entre los $90 y $95 por quintal, son montos bajos en comparación a los hallados en otras plazas. Ya comenzamos los resultados de los monitoreos de la Defensoría», agregó.

Los funcionarios pidieron a la población que denuncie cualquier tipo de anomalía al 910 o al WhatsApp 7844-1482, para comenzar el proceso de manera inmediata.

«Tenemos 70 casos en el tribunal sancionador por incrementos injustificados de precios u obstaculizar el trabajo de la Defensoría; y 23 casos sancionados que totalizan un poco más de $94,000», dijo el presidente.

Los comerciantes están de acuerdo con las acciones que se realizan, pues son conscientes de que hay personas inescrupulosas que abusan de los precios y es necesario que haya una regulación en los mercados, pero principalmente en los grandes distribuidores. «Esta es una cadena que llega a los pequeños comercios y después a los compradores de a pie», dijo Flor Durán, comerciante de San Vicente.

A las inspecciones también acompañaron los agentes de la Policía Nacional Civil y elementos de la Fuerza Armada para velar que el proceso se hiciera en orden.

Deja un comentario