Tirar basura en las calles de San Salvador tendrá una sanción de hasta $2,920, según una reforma aprobada este martes por el concejo municipal de San Salvador a la ordenanza de Convivencia Ciudadana de la capital.

De forma unánime, con 14 votos, el concejo municipal capitalino reformó el artículo 84 de la ordenanza aumetando las multas máxima de $50 hasta más de $2,000 según sea la agravante.

Antes el artículo hacía alusión a que, quien tirara basura o desperdicios en lugares públicos en días y horarios no habilitados para su recolección, sería sancionado desde los $15 hasta los $50. Esta multa máxima podía ser aumentada hasta una tercera parte si la sanción se cometía cerca de escuelas, unidades de salud, zonas protegidas, carreteras, ríos o sitios de patrimonio histórico.

Ahora, el artículo 84 cambia de la siguiente forma:
Quien tire basura o desperdiciones en lugares públicos en días y horarios no habilitados para recogerlos será multado con:

  • Con $51 hasta los $900 si quien tiró la basura es una persona natural.
  • Si se trata de una persona jurídica (una empresa) o una institución pública quien tira basura en la calle, la multa oscilará entre los $901 a los $2,200.
  • Pero si se tira basura cerca de centros educativos, centros de salud, zonas protegidas o de patrimonio histórico, carreteras, ríos, quebradas poniéndose en riego el medio ambiente o que afecte el normal funcionamiento del sistema de acueductos y alcantarillados, la infracción será sancionada con ocho salarios mínimos vigentes del sector comercio, es decir, hasta $2,920 sin importar si se trata de una persona natural o jurídica.

Deja un comentario