Tras ser abandonado a la intemperie, rodeado de basura y desnutrido, ahora este perrito tendrá una familia que lo proteja.

Esta acción fue posible gracias a la intervención de la Delegación Contravencional de la alcaldía de Santa Ana, con el apoyo del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), quienes atendieron la denuncia que realizó la «Hermandad Pitbulera» en Redes Sociales.

El proceso de adopción tuvo a su base la «Ley Especial de Protección y Bienestar Animal», específicamente, lo mencionado en los artículos 3 y 4 de dicha normativa, los cuales, hacen referencia a la adopción de animales de compañía.

El lamentable caso de abandono animal fue reportado en la lotificación El Jardín, del Cantón El Matazano, Santa Ana.

Deja un comentario